Saludo del Rector

Estudiar a nivel universitario es un privilegio en nuestra sociedad. Además, tiene la responsabilidad para con la persona misma, la sociedad y nuestro ecosistema. Comprometerse como aprendiente en la Universidad De La Salle, engloba el compromiso de interiorizar y llevar a la práctica transformadora un proyecto de vida acorde con el espíritu Lasallista : fe, fraternidad y servicio. Fe que descubre a Dios presente en la historia, en y desde nuestra realidad cotidiana, como país, región y planetaria; a Dios formulado en nuestras tradiciones religiosas y en la diversidad de sagradas escrituras y tradiciones que contamos como humanidad. El experimentarnos todos y todas como “fratelli tutti”, una vez más sabiendo llevar nuestra diversidad humana, todas somos hijas e hijos del mismo Dios Padre-Madre, esa relación de sabernos sostenidos en los brazos de alguien mayor y que nosotros solamente existimos por “una persona que nos ama”. Fe y “fratelli tutti” nos lleva a la praxis transformadora de nuestras relaciones, especialmente teniendo en cuenta las personas pobres y los ecosistemas dañados. Estamos llamados a reconstruir una sociedad mejor de la que hemos recibido a través de los valores de solidaridad y fraternidad, honestidad y responsabilidad social, respeto y valoración de la diversidad cultural, pasión y justicia.

Deseamos que a lo largo de su estancia en la Universidad De La Salle seamos capaces de fortalecer estos valores junto con la formación profesional por la que han venido.

El año 2021 nos ha presentado una oportunidad para rehacer nuestro rumbo como personas, sociedad y humanidad. Que este momento histórico sea un aprendizaje, que valga la pena y podamos cambiar nuestras relaciones a mejores y mayores.

El legado de Juan Bautista De La Salle y los primeros Hermanos de las Escuelas Cristianas fueron fiel seguimiento del evangelio de Jesús de Nazaret, Dios con nosotros, tenemos este compromiso: ¿nos comprometemos?

Rodolfo Marín Angulo